Cómo acabar con Pablo Iglesias y que parezca un accidente

Álvaro MILLÁN

_iglesias_36ff7588Tenía que pasar. Tarde o temprano tenía que pasar. Era solo cuestión de tiempo que nos despertaran con la noticia de que Pablo Iglesias es un proetarra y que Podemos es poco menos que una organización más de ese interminable «entorno de ETA» que de cuando en cuando se encarga de ensanchar el Ministerio del Interior.

Y las razones son obvias. La irrupción de Podemos, en las pasadas elecciones europeas, rompió la correlación de fuerzas persistente desde la Transición, logrando que el conjunto de la Izquierda –conjunto en el que, por supuesto, no está el PSOE– llegara al 20%, abriendo así una nueva perspectiva de futuro. Encuestas posteriores a las elecciones auguran un avance espectacular de este bloque, que podría suponer hasta un total de 100 escaños en un futuro Congreso de los Diputados y ya se plantean procesos de confluencia de fuerzas políticas y movimientos sociales para la recuperación de una democracia perdida. En realidad para la forja de una democracia que nunca existió. Sigue leyendo

Felipe 6. La coronación más cutre de la Historia

Álvaro MILLÁN

Si alguien se preguntaba sobre el porqué de la abdicación del Borbón A en el Borbón B creo que, entre ayer y hoy, habrá podido despejar sus dudas al respecto. Sencillamente el Sistema, sus medios de comunicación y sus partidos especialmente, necesitaban limpiar la mancha de Juan Carlos para poder deshacerse en halagos de esta monarquía nueva, limpia y reluciente que representa Felipe, y emplearse a fondo en vendernos la idea de un nuevo futuro con un nuevo Borbón. Se acabó ese tumor maligno que amenazaba con acabar en metástasis y poder fin a la dinastía. ¡Borbón y cuenta nueva!

1403174607233palacio4colc4

Sigue leyendo

El «terrorismo anarquista» amenaza el traspaso de la corona

Álvaro MILLÁN

black-40734_640Según se comenta, la Casa real y el Gobierno están preparando una coronación que podría definirse como de perfil bajo. Sin excesos ceremoniales, carrozas ni demás boato habitual en todas las monarquías del mundo. No habrá invitados extranjeros, se suprimirá el tradicional Tedeum para darle un tono laico y hasta se insinúa que el Borbón de relevo tomará la corona vestido de paisano. El rey padre ni siquiera asistirá, la reina madre quiere asistir pero está por ver que la dejen, las infantas –imputadas o sin imputar– no estarán presentes y a Urdangarín tampoco se le espera. En fin, un acto triste y deslucido, insólito en una monarquía que se precie. La derecha está molesta y con razón. ¿Qué puede ofrecer una monarquía sino boato y esplendor? Sigue leyendo

Salvador Gurucharri, Salva, el compañero, el amigo

Octavio ALBEROLA

Gurrucharri_salvador_tellez_Barcelone_1993Entre anarquistas, lo habitual es no rendir homenajes. No sólo por ser alérgicos a los rituales sino también por preferir la relación de igual a igual entre nosotros, como también con cuantos nos relacionamos. No obstante, cada vez que un compañero o compañera desaparece nos sentimos un poco huérfanos y lo natural es que lo manifestemos, que queramos compartir el dolor por esa ausencia y el recuerdo de lo que fue para nosotros el compañero o compañera, el amigo o amiga que nos ha dejado. Un recuerdo más o menos lejano ; pero casi siempre unido al de esa lucha en la que los anarquistas, por serlo, se han comprometido desde que las circunstancias les han hecho serlo. Sigue leyendo

Ha muerto Salvador Gurucharri

El pasado día 13 de mayo murió el destacado militante anarquista Salvador Gurucharri
Gurrucharri_salvador_tellez_Barcelone_1993Salvador Gurucharri Ochoa (Barcelona, 1936) ingresó en la sección londinense de la CNT y la FIJL en 1956, desde donde estableció lazos con las Juventudes Libertarias de París. Participó en el proceso de reunificación de la CNT en 1960 y en las fases preparatorias de Defensa Interior. Como secretario de la Comisión de Relaciones de la FIJL participa en la Comisión de Defensa. Fue detenido en 1963, en una macrorredada de las autoridades francesas contra medios libertarios, y asignado a vigilancia en París, donde integró la Comisión de Relaciones clandestina. En 1965 marchó a Bruselas para constituir la Delegación Exterior de la FIJL. Tras su vuelta a España en 1976 se situó en la corriente oficial sin participar en el desgarrador V Congreso. En los años noventa milita en la CNT de Cataluña desconfederada. Dirigió Solidaridad Obrera hasta 1999 y es autor Bibliografía del anarquismo español 1869-1975. Anotaciones para una bibliografía razonada (Barcelona, 2004).

Lo que el 23-F nos trajo

Recientemente hemos tenido una nueva sesión del viejo debate sobre la naturaleza y consecuencias del golpe del 23-F. La publicación del libro de Pilar Urbano, coincidiendo «casualmente» con la muerte de Suárez, ha puesto sobre la mesa las mismas preguntas de siempre: quién o quiénes estaban detrás del golpe y cuáles eran sus objetivos. Y si algo ha quedando claro es que la «verdad oficial», el relato que ha sostenido el Poder, a mayor gloria del Rey salvador de la democracia, es un cuento chino que ya no se traga nadie. En parte porque la historia tiene demasiadas incongruencias, y en parte porque todo lo que tiene relación con el Borbón nos suena ya a mentira.

tejero

Sigue leyendo

El terrorismo como negocio. El confidente Juan Rull y su banda

Cipriano DAMIANO

En ocasiones se producen hechos que, al hacerse públicos, llegan a sorprender por lo inusitado. Con harta frecuencia se procura extender sobre los mismos un sudario de silencio como el culpable se obsesiona en ocultar las huellas de su crimen.

Juan Rull

Juan Rull

El hedor apesta y hay que neutralizarlo. No apagados aún los ecos de determinados sucesos acaecidos en el vecino país y cuyas resonancias parecían alcanzar a algún estamento autóctono, orígenes y circunstancias permanecen sin esclarecer. Y cabe recordar. Cabe recordar, porque el hombre sigue empeñado en ser la única bestia que tropieza reiteradamente en la misma piedra.
Al hablar de la época del terrorismo en Barcelona se la centra a menudo en el último decenio del XIX y primero del siglo XX. Se arrastraban por entonces las secuelas de la llamada «propaganda por el hecho», pero se excluye con frecuencia la que le seguiría con posterioridad, ya oficializada desde el poder y que parece devenir como consecuencia de la primera. A este tenor habría que remontarse a uno de los procesos más célebres de los sustanciados en la Audiencia barcelonesa con la sentencia y ejecución de Juan Rull, agarrotado el 8 de agosto de 1908 en Barcelona.
Sigue leyendo