El POUM en la guerra civil española

Víctor ALBA

Cartel del POUM

Cartel del POUM

Nadie sabe lo que hubiera sido del Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM) sin la guerra civil. Tal vez habría llegado a ser un partido considerable; tal vez se hubiese quedado en un partido minoritario. Fue la guerra civil y la persecución de que le hicieron objeto los comunistas lo que dio al POUM un lugar en la historia de la guerra y del movimiento obrero español y mundial.

Creo que hay que poner en el haber del POUM tres cosas. Una fue el haber denunciado los crímenes de Stalin –en especial los procesos de Moscú–, cuando muchos, que estaban enterados, callaban chantajeados por el cliché de «no hacer el juego a Hitler». Otra fue, como la CNT y unos pocos socialistas, haber defendido la posición de que la guerra sólo podía ganarse si se continuaba la revolución iniciada espontáneamente en julio de 1936. Finalmente, el haber institucionalizado una serie de hechos consumados, creando así una nueva legalidad revolucionaria (fue, en efecto, cuando Andreu Nin era Consejero de Justicia de la Generalitat que se legalizó la mayoría de edad a los 18 años, el aborto, el matrimonio y la separación en el frente, los tribunales populares, y que se extendieron las colectivizaciones a todas las empresas de más de 100 obreros y se establecieron comités obreros de control en las demás, esto último, evidentemente en colaboración con los consejeros de la CNT). Sigue leyendo

Anuncios