Tres días de julio

Francisco CARRASQUER

Miliciana2He aquí mi testimonio, brevemente revivido, de aquel momento, el más importante de toda nuestra historia social. Madrugada del 19 de julio de 1936. En el Ateneo Libertario de Las Corts, Barcelona… Hombres y mujeres concentrados prestos a salir a enfrentarse con el ejército español que sabíamos se había echado a la calle, ¡por fin!, porque ya llevábamos una semana (desde el atentado contra José Calvo Sotelo el 13 último) en estado de alerta, torturándonos por las noches para hacer guardia en la azotea del edificio en que tenía su sede el Ateneo. Hacíamos nuestra imaginaria (¡qué enigmática palabra!) con un capazo de bombas de confección casera a los pies y una pistola en la sobaquera, o una escopeta a lo mejor entre las piernas. Sigue leyendo

Anuncios