El mito de las vacunas. ¿Medicina preventiva o negocio farmacéutico?

Juan Manuel MARTÍN OLMOS

vacunasDurante mucho tiempo se ha visto en la vacuna la manera sencilla e inofensiva de protegerse contra la enfermedad. Vacuna ha sido y sigue siendo para una mayoría sinónimo de seguridad, pese a que desde hace ya bastantes años son muchos los especialistas en la materia que elevan su voz para alertar sobre los riesgos que implica la vacunación y cuestionan su eficacia y la seguridad que ofrece.

Las vacunaciones sistemáticas son presentadas constantemente como uno de los logros más importantes de la medicina preventiva. Esta idea ha calado profundamente en la población en general, y de forma particular en la población sanitaria, contribuyendo a la génesis de lo que desde sectores críticos se conoce como «el mito vacunal». Los elementos centrales que fundamentan el mito son: la creencia generalizada de que las epidemias que diezmaban a las poblaciones europeas en tiempos pretéritos han desaparecido o han sido controladas gracias a las vacunas y la creencia, también generalizada, de que las vacunas apenas tienen efectos adversos y que, en su defecto, los beneficios sobrepasan largamente a los riesgos. La reducción de la patología infecciosa al binomio microorganismo- huésped, más allá de cualquier otra consideración, es la razón última sobre la que descansa esta praxis. Sigue leyendo

Anuncios